10 HUELLAS DEL ALCOHOL EN TU CUERPO

22
SHARE
  1. Cuidado con lo dulce: 

Para aquellos que beben con un refresco, el alcohol será absorbido más rápidamente a medida que aumenta la presión en el interior del estómago. Esto en comparación con el consumidor inteligente, que ya tiene un estómago forrado con alimentos para reducir la absorción.

  1. Inunda el cuerpo:

Pronto, el alcohol se absorbe en el torrente sanguíneo. La vena porta hepática, la conexión del intestino al hígado, actúa como la supercarretera en el transporte del alcohol, ahora disuelto de forma ordenada en el torrente sanguíneo.

  1. Yo me encargo: 

En el hígado, la meca del metabolismo del alcohol, es donde se convierte en una mera sombra de lo que fue. La enzima deshidrogenasa descompone el alcohol en seguras biproductos de etilo, agua y dióxido de carbono con implacable eficiencia. Por supuesto, hay límites.

  1. Más de tres tragos: 

El exceso de alcohol puede abrumar rápidamente la capacidad del hígado para metabolizar la panacea del líquido y, por lo tanto, su nivel de alcohol en la sangre se eleva. Un creciente nivel tendrá una gran cantidad de efectos. Sin embargo, para darle un juicio justo tenemos que considerarlo tanto a corto como a largo plazo.

  1. Placer: 

Ahora bien, hablando de los beneficios y las consecuencias positivas, la cosa pinta muy diferente. Te relaja al viajar en tu sistema nervioso central, donde se deprime la actividad al interferir con las señales de los neurotransmisores químicos, en particular, el ácido gamma aminobutírico (GABA).

  1. Ruido mental: 

A medida que el alcohol los altera, la comunicación entre las células del cerebro se vuelve cada vez más deteriorada. Todos hemos oído la frase “Yo no sabía lo que estaba pensando” Ahora ya sabes la respuesta.

  1. El lado bueno: 

Para la prevención de la enfermedad cardiovascular del alcohol es, para muchos, una silla espinosa en donde sentarse, la idea de que un fármaco con efectos tan negativos podría ser pintada de forma positiva. Se sugiere que los niveles moderados de alcohol promueven la relajación antes mencionada y, por lo tanto, mejora la presión arterial, un factor de riesgo para la enfermedad vascular incluye ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares.

  1. Intoxicación: 

Por supuesto, somos humanos. Desde la primera bebida alcohólica el nivel de alcohol en la sangre logra colarse, pasado ese nivel feliz y eufórico de 10 a 30 miligramos por decilitro, hasta afectar el habla y sufrir trastornos de equilibrio y sensación de mareo.  La necesidad de vómitos se activa para que el cuerpo pueda deshacerse del nivel tóxico, venenoso de alcohol ahora logrado.

  1. Alcoholismo: 

Ahora hablemos del avance en 5, 10, e incluso 30 años. El consumo crónico de alcohol, excesivo puede afectar a casi todos los órganos en tu cuerpo – a menudo como resultado de un desequilibrio entre la cantidad de grasa que depositas y la cantidad de grasa que metaboliza el alcohol a partir de la energía densa. El hígado es la principal víctima de esta, hasta llegar a un padecimiento progresista de esteatosis hepática (depósitos de alcohol en las células del hígado), hepatitis alcohólica y cirrosis alcohólica.

Ninguna bebida vale la pena. El corazón puede latir anormalmente, el estómago puede desarrollar úlceras gástricas que pueden romperse y causar sangrado, el páncreas puede fallar con diabetes, seguido por riesgo de cáncer de esófago, lengua, y de hígado.

  1. Tipo de bebedores: 

Por supuesto, todos elegimos beber cantidades diferentes. Están los bebedores sociales que disfrutan de lo positivo, los efectos dentro de un grado de seguridad de relajación y desinhibición estimulantes. Luego vienen los bebedores de riesgo que tienen serios problemas con la familia y problemas sociales, y por último, los bebedores dependientes del alcohol. La dependencia del alcohol muestra una prioridad de beber sobre todos los demás aspectos de la vida. Estas personas necesitan ayuda y apoyo, no un juicio.

Un estudio realizado por la Oficina de Estadísticas Nacionales vinculó más de 880 mil incidentes violentos, entre 2012 y 2013, al uso del alcohol (o drogas) en Inglaterra y Gales.

beer

Fuente: quo.mx

DEJAR RESPUESTA