Autoridades de EU: no hay más espacio para migrantes de la caravana

32
SHARE

Después de un viaje difícil de un mes partiendo América Central hasta llegar a la frontera entre Estados Unidos y México, decenas de migrantes solicitantes de asilo, prometen permanecer fuera de un centro de procesamiento de inmigración hasta que “todos” sean admitidos en el país, señaló uno de los organizador de la caravana migrante este domingo por la tarde.

Anteriormente, los migrantes marcharon desde el Parque de la Amistad en Tijuana, México hasta el puerto de entrada de San Ysidro y se instalaron en el lado mexicano; del otro lado se encuentra San Diego, California.

Este Fue el último tramo para algunos en la caravana, de cientos de inmigrantes que llegó a Tijuana el pasado martes.

Alex Mensing,  organizador de “Pueblos Sin Fronteras”, quien convocó la caravana, explicó que 50 inmigrantes fueron admitidos en el centro de procesamiento de inmigración, agregando que la decisión de no regresar al refugio cercano durante la noche se hizo en solidaridad con los solicitantes de asilo que se encuentran dentro de las instalaciones.

Aunque el destino de los migrantes es incierto. Antes de que llegara el grupo, los funcionarios de Aduanas y Patrulla Fronteriza de Estados Unidos dijeron que el puerto ya había alcanzado su plena capacidad, y es posible que los migrantes que intentan ingresar a Estados Unidos tengan que esperar en México mientras los funcionarios procesan a los que ya están en la instalación.

Algunos migrantes mencionaron que habían caminado la última etapa del viaje lleno de ansiedad. Otros engullían la comida antes de ingresar al centro, temerosos de que no hubiera comida una vez que se entregaban a los funcionarios fronterizos.

Una mujer en silla de ruedas dijo que sentía que estaba dejando una parte de sí misma en México, pero que solo quería llegar a los Estados Unidos.

Anticipándose a la marcha final de un viaje que ha irritado al presidente Donald Trump, simpatizantes cubrieron ambos lados de la frontera el domingo.

Los migrantes dicen que quieren una vida mejor para ellos y sus hijos, a salvo de la violencia y la pobreza en sus países de origen. La caravana, es una misión tanto humanitaria como activista, ya que los organizadores crearon el evento para llamar más la atención sobre la situación de los migrantes.

Una de esas migrantes es Gabriela Hernández, una madre embarazada de dos hijos que huyó de Honduras y cruzó Guatemala hacia México para unirse al grupo que se dirigía al norte. Ella y sus dos hijos dejaron atrás a sus amigos y familiares y lucharon contra el hambre y el agotamiento a lo largo de un largo viaje de un mes.

“Hay personas que piensan que me desperté y dije: ‘Oh, quiero ir a Estados Unidos’. No es tan fácil “, dijo.

Isabel Rodríguez, de 52 años, viajó con sus dos nietos, Anderson, de 7 años, y Cristofer, de 11, de El Salvador con la caravana durante varias semanas. Ella dijo que estaba agradecida de estar en Tijuana, pero estaba preocupada por lo que viene.

“Escuché que están separando a personas que no son padres de niños”, dijo, “pero estoy listo para llegar a la frontera”.

¿Por qué no les gusta las caravanas en EU?

Durante los últimos años, caravanas migratorias similares se han aventurado hacia la frontera con los Estados Unidos. Pero este viaje se ha hecho más conocido debido a los tweets críticos de Trump y la gran controversia que rodea a la política de inmigración.

Trump ha alentado a México a dividir las caravanas y twitteó que no aceptaría a los inmigrantes en el país.

“He instruido al Secretario de Seguridad Nacional para que no deje entrar a estas grandes caravanas de personas a nuestro país. Es una desgracia. Somos el único país del mundo tan ingenuo!”, Escribió Trump.

“Si los miembros de la ‘caravana’ ingresan ilegalmente al país, serán remitidos para su enjuiciamiento por ingreso ilegal de acuerdo con la ley existente”, dijo el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, en un comunicado.

El jefe de patrulla Rodney S. Scott de la Aduana y Protección Fronteriza de Estados Unidos dijo que varios grupos de personas asociadas con la caravana ingresaron ilegalmente a Estados Unidos al trepar una cerca de metal.

“Somos un país muy acogedor, pero al igual que su propia casa, esperamos que todos entren por la puerta de entrada y respondan preguntas honestamente”, dijo en un comunicado.

No es ilegal ingresar al país en un puerto de entrada y solicitar asilo, ya que el derecho internacional exige que los Estados Unidos consideren las solicitudes de asilo. Los inmigrantes dicen que no planean cruzar la frontera, sino entregarse pacíficamente y pedir asilo.

“Las personas que tienen un temor legítimo de ser perseguidos por la ley estadounidense tienen derecho a presentar su caso”, dijo el lunes la representante Zoe Lofgren, la principal demócrata en el subcomité de inmigración de la Cámara. “Eso no es una violación de la ley de inmigración. Eso es parte de la ley de inmigración”.

En general, obtener asilo es difícil. Más de las tres cuartas partes de los inmigrantes que solicitan asilo de El Salvador, Honduras y Guatemala entre 2011 y 2016 perdieron sus casos, de acuerdo con estadísticas de la corte de inmigración publicadas por Transactional Records Access Clearinghouse de Syracuse University.

DEJAR RESPUESTA