Daran colegiaturas reducidas las Universidades Públicas de Arizona, solo para “dreamers”

70
SHARE

Las tres universidades públicas de Arizona aprobaron dar matrículas reducidas a estudiantes indocumentados que se gradúan de escuelas secundarias locales y que no pueden aplicar a la Acción Diferida (DACA) tras que el presidente de EU, Donald Trump, cerrara dicho programa.

“Todo esto es sobre el futuro de nuestro estado. Tenemos una responsabilidad con estudiantes que han cursado desde kínder hasta el doceavo grado en nuestras escuelas y ahora quieren seguir su educación en nuestras universidades”, señaló Larry E. Penley, presidente de la Junta de Regentes.

Durante el 2015 las universidades públicas implementaron un programa para otorgar matrículas reducidas a estudiantes protegidos bajo DACA y que tuvieran una “presencia legal” en Estados Unidos.

La resolución aprobada unánimemente, y que entre en vigor inmediatamente, elimina ambos requisitos.

Lo cual debido a que los nuevos estudiantes que se están graduando de escuelas secundarias no pueden aplicar a DACA ya que la administración Trump cerró el programa en el 2017, lo que comenzó una batalla que llegará a finales de año a la Corte Suprema federal .

Bajo la nueva regulación, para poder obtener colegiaturas los estudiantes sin estatus legal deberán haberse graduado de una escuela secundaria en Arizona y haber cursado por lo menos tres años de escuela en este estado.

Con lo anterior se evitará que tengan que pagar colegiaturas como estudiantes extranjeros, para quienes en promedio el semestre les supone unos 30 mil dólares.

En cambio, un estudiante de una universidad en Arizona paga como residente unos 12 mil dólares por semestre, mientras que para los indocumentados con colegiatura reducida el desembolso para el mismo periodo asciende a 18 mil dólares.

Dicha cifra reducida, y no como residente, se debe a que en 2006 los votantes aprobaron una ley estatal que prohíbe a los indocumentados para colegiaturas universitarias como residentes, sin importar que se hayan graduado de escuelas secundarias locales o los años que tengan viviendo en Arizona.

Señaló Penley que los regentes reconocen la inversión hecha en esos jóvenes y esperan que puedan continuar sus estudios universitarios en dicho estado y contribuir a la economía local.

Dicha ley será permanente hasta que se modifique la ley estatal o federal, señalaron los regentes.

DEJAR RESPUESTA