Descubren tesoro azteca, posible tumba de emperador azteca

76
SHARE

Descubrieron recientemente un tesoro de sacrificios aztecas en el centro de la Ciudad de México, mismo que podría llevar por primera vez a arqueólogos hacia la tumba de un emperador mexica. 

“Nunca hemos encontrado la tumba de un rey mexica y tenemos ahora la enorme expectativa de hallar estos sepulcros”, explicó Leonardo López, arqueólogo. 

Descubiertos en los escalones del Templo Mayor, las ofrendas de sacrificio incluyen un niño pequeño, un juego de cuchillos y piedras preciosas. 

Las ofrendas fueron depositadas por los sacerdotes aztecas hace más de cinco siglos en una plataforma circular y ritual, localizada frente al templo. 

“Los indicios son muy buenos, hay ofrendas muy ricas, estamos encontrando muchos objetos de láminas de oro”, mencionó López. 

Dicho hallazgo se encontró en una gran caja rectangular de piedra que habría sido el centro de una plataforma circular, aunque sólo se ha excavado una décima parte de su contenido. 

“Parece que lo que vamos a encontrar es la representación de un guerrero o guerrera jaguar”, explicó el arqueólogo Miguel Baez. 

Otros objetos localizados en el lugar están una lanza y un disco de madera, ambos colocados sobre el emblema de la deidad patrona azteca Huitzilopochtli, el dios de la guerra y el sol. 

Además se identificó una capa de ofrendas acuáticas que incluyen una gran cantidad de conchas, estrellas de mar y coral. 

De acuerdo a los especialistas, estos probablemente representan el inframundo acuático por el que los aztecas creían que el sol viajaba por la noche antes de salir a la superficie. 

El Templo Mayor habría sido tan alto como una pirámide de 15 pisos antes de ser arrasado junto con el resto de la capital azteca de Tenochtitlan después de la conquista española de México en 1521. 

Ampliado por cada rey azteca, se creía que el santuario estaba en el centro del universo y estaba coronado por dos templos más pequeños, uno en el lado norte dedicado al dios de la lluvia Tlaloc y uno en el sur a Huitzilopochtli. 

DEJAR RESPUESTA