Difícil corroborar que estudiantes fueron diluidos en ácido: forenses

12
SHARE

Insistió el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses que el caso de los estudiantes de cine no ha sido cerrado y reconoce que ha sido difícil corroborar con pruebas genéticas la disolución de cadáveres en el ácido que contenían los tinacos, por lo corrosivo de los químicos mezclados con agua. 

Aunque, hay indicios en otras fincas cateadas que confirman que se trata de ellos, principalmente manchas hemáticas en objetos que fueron cotejados con el ADN de los familiares de Jesús Daniel García y Marco Francisco García. 

“El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses ha recibido más de 150 indicios o datos de prueba para determinar sobre genética o huellas que en ellos se encuentren. Como lo hemos dicho hasta este momento no hemos encontrado ningún indicio que corresponda al perfil genético de Javier Acebes Gastelum. La policía científica federal que también colabora en la investigación está haciendo otras pruebas adicionales a las que tenemos”, detalló Luis Octavio Catero Bernal, director del Instituto. 

Específicamente sobre los escasos restos humanos hallados en contenedores con ácido en Jalisco, añadió. 

De los residuos hallados en los tinacos de la casa 2, es importante señalar que se están analizando. Estos indicios están siendo analizados tanto de personal de Instituto como de la Policía Científica, cuando haya resultados de estos estudios serán dados a conocer”, aseguró. 

Aclaró que en ningún momento ha dicho que en la finca 3 donde se encontraron los tinacos no se hayan disuelto los cuerpos. 

“Es fundamental aclarar que esta es una investigación que sigue su curso, no está cerrada, se están haciendo los análisis de decenas de pruebas que todavía pueden arrojar datos importantes para el esclarecimiento de los hechos”, afirmó. 

El especialista aclaró que el personal forense a su cargo, cuenta con el mayor reconocimiento de calidad en el país, pero que la combinación de líquidos es lo que ha dificultado las labores pues corroen la materia orgánica. 

“Esta sustancia la molécula de ADN se rompe y en estas condiciones es imposible tener el perfil genético. El ácido sulfúrico encontrado en la casa tres era una concentración del 98%, que es el grado más alto en el que se comercializa el cual fue combinado con agua lo que potencializa la corrosividad y el grado de destrucción de organismos”, detalló. 

En tanto, los familiares de los estudiantes esperan que les sea brindado todo el expediente incluyendo las pruebas genéticas de sus seres queridos, hasta entonces iniciarán su duelo. 

DEJAR RESPUESTA