Niño venezolano muere ante crisis de salud, médicos inician huelga

66
SHARE

Ante la crisis de salud que se vive en Venezuela, uno de los casos que ha llamado la atención de la escena mundial es la que vivió el menor de ocho años Oliver Sánchez, que padeció durante varios meses un linfoma no Hodkin y contra el que perdió la batalla muriendo este martes, luego de que si enfermedad alcanzara visibilidad cuando en el pasado mes de febrero, el pequeño acudió junto a su madre y abuela a una manifestación realizada por médicos, enfermeras y estudiantes de medicina en una plaza de la capital para rechazar la creciente escasez de medicamentos.

Que suma el 90% de acuerdo a la información del gremio de médicos y farmaceutas; así el pequeño conmovió a los presentes al presentarse con el rosto cubierto por un tapabocas y entre sus manos un cartel escrito a mano que rezaba “Quiero curarme, paz, salud”, en esa oportunidad su madre Mitzaida Berroterán, enfatizaba setirse desesperada por la situación del menor y las dificultades que enfrentaba la familia para conseguir el medicamento, destacando “si no tiene el tratamiento eso puede desembocar en algo más grave”.

Este caso impactó a los venezolanos que vieron su fallecimiento como un símbolo de la crisis que se está viviendo en ese sector en Venezuela, dicho acto motivó a un grupo de médicos a iniciar esta semana una huelga de hambre para reclamar el abastecimiento de insumos y presionar con ello al gobierno para que se acepte la ayuda humanitaria.

En ese sentido el Centro Comunitario de Aprendizaje, que se dedica a la protección de los derechos humanos de niños y adolescentes, ha contabilizado desde el  23 de abro y hasta el 18 de mayo, 80 casos de niños que padecen distintas enfermedades y cuyas familias tardan en promedio dos meses para localizar los medicamentos que necesitan para sus tratamientos, destacó la organización por medio de un comunicado, así mismo destacó que ante esta crisis del sector salud, la Cecodap presentó este año ante tribunales dos acciones legales que buscan proteger a los pequeños ante la escasez de medicamentos pediátricos, siendo negados los recursos para este fin.

Por su parte el Ministerio de Salud de Venezuela activó en febrero pasado un centro de llamadas que esta destinado a ayudar a pacientes que requieren medicamentos, pero los opositores y los mismos pacientes afirman que el servicio no cubre lo que requiere la población, destacando que desde 2012 Venezuela enfrenta una escasez tanto de alimentos como de medicinas, que de acuerdo a los analistas se debe a la baja en la venta de divisas oficiales que tuvo una caída de más del 40% el año pasado.

DEJAR RESPUESTA