Podrían clonar senos con tecnología 3D, para mujeres con cáncer de mama

8
SHARE

El uso de la tecnología 3D (tercera dimensión) brinda la oportunidad de que las mujeres que se han enfrentado una mastectomía lateral o bilateral, a causa del cáncer, puedan recuperar un seno que es el clon de la mama sana. 

“El escaneo se realiza de la mama sana, nos crea un molde tridimensional exacto y preciso, y ese diseño se imprime creando un molde como tal, que nos va a  servir como patrón preciso y exacto para moldear ese tejido y tener tanto la misma forma, como el mismo volumen” detalló Alejandro Cruz Segura, especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en cirugía plástica y reconstructiva. 

El tejido tomado, en 85 por ciento de los casos, del abdomen de la propia paciente, es el material con que se realizan las nuevas mamas, lo que reduce  un riesgo de rechazo por el organismo y ofrece un beneficio adicional que es un tipo de cirugía estética en esa parte del cuerpo dejándole una mejor talla. 

Actualmente se hace la reconstrucción con tejido de la paciente y por medio de una conexión microvascular; aún se hace sin un patrón o un molde, y la cuantificación del volumen o la forma que se le da al implante se hace de forma subjetiva o, como popularmente se dice, al tanteo. 

Por lo que, en ocasiones las pacientes se tiene que someter de 5 a 10 procedimientos quirúrgicos para que el seno que se está reconstruyendo quede bien. 

El médico adscrito al Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza y líder del proyecto de reconstrucción mamaria con tecnología 3D, señaló que la nueva técnica permitiría hacer la cirugía en una sola intervención. 

Para realizarla, solo se requiere que el IMSS adquiera un escáner y una impresora profesionales, cuyo costo es de aproximadamente 60 mil dólares, y en las primeras cinco o seis cirugías podría ser recuperada la inversión. 

De dicha forma, el instituto se convertiría en pionero a nivel mundial, pues actualmente se realizan prótesis mamarias en 3D para uso externo y no para implantes permanentes. 

La paciente quedaría con una fina cicatriz en la parte superior del seno, menos agresiva que la de la mastectomía y con lo cual mejoraría su autoestima; el grueso de las mujeres con cáncer de mama que posteriormente buscan una reconstrucción mamaria tiene entre 47 y 50 años de edad. 

Con el escáner serían tomadas las medidas de la mama sana en una especie de fotografía y prácticamente se clona su forma y dimensión para después se impresa en un molde de silicón, siendo una práctica indolora y completamente segura para la paciente. 

Cuando la paciente ha sido sometida a una doble mastectomía, se le presentan fotografías y moldes con distintas formas de senos para que la interesada elija la que vayan más de acuerdo a su estilo y se realizan los moldes dejando ambas mamas con la misma forma y volumen. 

DEJAR RESPUESTA