¿Qué sucede después de una pérdida?

370
SHARE

Son muchas las personas que han enfrentado una pérdida en sus vidas, tal vez la triste noticia del fallecimiento de un familiar… tal vez fue un trabajo, una casa o una relación la que se perdió.

Sin duda el Ser humano ha enfrentado algo de esto…y las reacciones son diversas, en ocasiones confusas, ya que no se estaba preparado, es así como se entra al  “Duelo o pérdida” que comprende 5 etapas, las cuales no llevan un orden, pueden variar en su aparición y por lo menos se presentan dos etapas.

Etapas del duelo según Kubler-Ross :

  1. Fase de Negación. Negarse a sí mismo o al entorno que ha ocurrido la pérdida
  2. Fase de Ira, Indiferencia o Ira: Estado de descontento por no poder evitar la pérdida que sucede. Se buscan razones causales y culpabilidad.
  3. Fase de Negociación. Negociar consigo mismo o con el entorno, entendiendo los pros y contras de la pérdida. Se intenta buscar una solución a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda.
  4. Fase de Dolor Emocional o Depresión Se experimenta tristeza por la pérdida. Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.
  5. Fase de Aceptación. Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.

Suele durar entre 2 y 12 semanas, aunque puede persistir hasta los 6 meses cuando se trata de la pérdida de un ser querido muy allegado (Madre, hijo, cónyuge…). En el caso de que los síntomas no cesaran después de estos períodos de tiempo y provocaran problemas para desenvolverse en su vida rutinaria, es muy importante acudir a un profesional de la psiquiatría y/o psicología, ya que la persona afectada puede estar sufriendo un episodio de depresión crónico, lo que implicaría un duelo patológico.

No siempre se cumplen todas las etapas, ni necesariamente ocurren en el orden señalado.

En varias ocasiones las personas atravesarán varias de estas etapas en un efecto “montaña rusa”, pasando entre dos o más etapas, y volviendo a hacerlo una o varias veces antes de finalizar.

Las personas que estén atravesando estas etapas no deben forzar el proceso. El proceso de duelo es altamente personal y no debe ser acelerado, cada quien lo vive a su ritmo. Toma consciencia de que alfinal de aceptación va a llegar y es en la aceptación que tendrás un mayor descanso… ¡Si podrás superarlo, fuiste creado para lograrlo!

Artículo por la Psicóloga Tijuanense, Julia Bonillo.

DEJAR RESPUESTA