Robbie Williams se reforma

36
SHARE

El cantante Robbie Williams reconoce que el nacimiento de su hija Theodora “Teddy” Rose lo ha llevado a cambiar hábitos para dejar de ser un chico malo

Antes de One Direction estuvo Take That, el grupo del que salió el chico malo británico por excelencia: Robbie Williams.

Pero todo lo bueno (¿o malo?) llega a su fin, y en una rueda de prensa reciente el intérprete de “Rock DJ” confesó las formas en las que el nacimiento de su hija Theodora “Teddy” Rose, hace poco más de un año, cambiaron su vida y sus hábitos.

“He dejado de fumar, llevo sobrio la segunda mitad del año”, declaró, “no sé cuánto durara pero me siento espléndidamente feliz; mi hija es el amor de mi vida”.

Williams había asegurado a los medios que tomaría drogas con “Teddy” si llegara el momento. Pero en la rueda de prensa aclaró lo que quiso decir: “Espero que mi hija no cometa los mismos errores que yo, que fueron muchos y muy graves (…) y si por desgracia llegan los momentos malos, quiere que sepa que yo siempre estaré ahí”.

Por ello, en su nueva producción “Swing both ways”, dedica a la pequeña una canción titulada “Go gentle”, a la que se refiere como “el tema más sincero del nuevo álbum”.

En la letra aconseja a su hija y le dice que “se lo tome suavemente y no se deje deslumbrar por los reflectores”.

Robbie admite que “teniendo como padre a un pop star neurótico y como madre a una actriz será difícil que termine siendo doctora”.

El esposo de la actriz Ayda Field destacó que al acercarse su cumpleaños número 40, ha decidido cambiar algunos otros asuntos, específicamente de su apariencia.

“No puedo esconder mi pelo gris (…) mi mujer me dijo que admitiera la realidad y empiezo a sentirme feliz con ello”, dijo. Su mayor alivio es que no se está quedando calvo.

DEJAR RESPUESTA