Seattle vs Denver por primera vez en el Super Bowl XLVIII

18
SHARE

Como no podía ser de otra forma, el Campeón de la Conferencia Nacional se decidió en un partidazo plagado de dramatismo y emoción. Los Halcones Marinos se llevaron el campeonato tras derrotar 23-17 a los 49ers de San Francisco y conseguir así su boleto para disputar el Superbowl XLVIII ante los Broncos de Denver, en lo que se prevé un espectacular duelo entre la ofensiva número uno de la liga frente a la mejor defensiva.

El comienzo del partido fue complicado para Seattle, la euforia de su afición se vio disminuida cuando en la primera jugada del partido Russell Wilson soltó el balón ante la tacleada de Smith dentro de su yarda 20, con una posición de campo magnífica, Colin Kaepernick y su ofensiva no fueron capaces de anotar el touchdown, conformándose con un gol de campo de 25 yardas por parte de Phil Dawson.

Ante el error inicial de los Halcones Marinos, el partido entró en una disputa que dejó ver el poderío defensivo por parte de los dos equipos. Seattle encontró de inmediato la forma de detener el poderoso ataque terrestre de los 49ers, frenando en prácticamente todas las jugadas a Frank Gore, mientras que San Francisco hizo lo propio con Marshawn Lynch, ante esta situación, la figura de Kaepernick surgió y fue el mariscal de campo el encargado de mover el ovoide por la vía terrestre, sumando más de 100 yardas en la primera mitad, dejando en varias ocasiones a su equipo en zona roja, en donde Dixon anotó tras correr para una yarda y ampliar la ventaja para San Francisco 10-0 en pleno campo rival.

Seattle poco a poco supo despertar, Russell Wilson confirmó, como lo hace siempre, su extraordinaria capacidad para esquivar tacleadas y esperar el momento exacto para mandar el pase. Tras varias series de jugadas sin éxito, el quarterback mandó un pase profundo que encontró las manos de Baldwin y puso a los Seahawks en zona de gol de campo, en donde Hauschka concretó el intento de 32 yardas para recortar la distancia 10-3.

Con una primera mitad en la que las defensivas dieron una gran exhibición, el tercer cuarto comenzó con todas las expectativas en ver qué podían hacer las ofensivas. El partido no decepcionó, tanto Seattle como San Francisco pronto ajustaron y dieron lo que pudieron. Primero fueron los Halcones Marinos y la explosividad de Lynch, quien poco a poco fue encontrando los espacios hasta convertirse en un jugador clave para el triunfo de su equipo. El corredor se escapó para una corrida de 40 yardas y empatar el juego.

La reacción por parte de San Francisco vino de inmediato, Kaepernick encontró las manos de Boldin en una espectacular jugada de 26 yardas y los 49ers recuperaban el control del partido, sin embargo la reacción de los Halcones Marinos ya estaba en marcha y resultó imposible detenerla. Cada acarreo de Lynch representaba un paso más hacia la remontada. Hauschka comenzó la hazaña con un gol de campo de 40 yardas y posteriormente fue la magia de Wilson y el valor del entrenador en jefe, Carroll, lo que contó, cuando en una cuarta oportunidad se la jugaron y con un pase de anotación de 35 yardas a Jermaine Kearse se fueron al frente en el marcador por primera vez en el partido.

Colin Kaepernick se perdió por completo cuando tenía la oportunidad de recuperar el control del juego, el quarterback de San Francisco cometió errores sumamente costosos, primero al soltar el balón dentro de su yarda 20 y después al dejar corto un pase y ser interceptado. La defensa de los 49ers intentó hasta donde pudo mantener con posibilidades a su equipo, permitiendo únicamente un gol de campo de 47 yardas, dejando nuevamente en manos de Kaepernick la posibilidad de un regreso heroico y con una anotación conseguir el boleto al tan ansiado Superbowl.

San Francisco fue capaz de recorrer todo el campo para llegar a la zona roja de Seattle y con 20 segundos en el reloj buscar la jugada grande. A Kaepernick le faltó paciencia y quizá experiencia para encontrar el momento justo y se precipitó. La defensa de los Seahawks interceptó el balón y llevó a su equipo al partido más importante de la temporada, en donde los Broncos esperaban desde hace unas horas. Nueva York está a la vista y un nuevo campeón está por surgir. ¿Broncos o Halcones Marinos? ¿Russell Wilson o Peyton Manning?

Fuente: ESTO

DEJAR RESPUESTA