Vive sin temor

1031
SHARE

Sentir alegría, entusiasmo y felicidad; son emociones que son parte de nuestra humanidad; también tenemos emociones como el enojo, la tristeza, frustración o el temor.

Me imagino que las primeras te agradan más que las segundas, y ¿A quién no? Aun así debemos comprender que no son emociones negativas, si no que son parte de tus reacciones a los acontecimientos que se nos presentan.

Sería extenso hablar de todas las emociones, por lo que hoy he decidido enfocarme en el temor.

Cuando vas caminando por una calle que se nota peligrosa sientes temor, una alerta de peligro por la cual decides tomar otro camino. Esta emoción nos prepara ante situaciones que nos pueden causar daño; sin embargo, también el temor puede ser un gran factor para que las personas no emprendan, o vivan constantemente preocupadas.

El temor reside en tus pensamientos. Y un pensamiento si puede ser cambiado.

Hay temores más difíciles de borrar (pero no imposibles), como los vienen desde el vientre de tu madre; cuando tal vez no fuiste deseado(a) o planeado(a). Hay otros temores que vienen de traumas infantiles, donde se rompió la confianza en aquellas personas que “debían” cuidar de ti. Todo esto y mucho más es el resultado de adultos asustados, que  buscan compensar ese temor con agresividad o bien, personas que se acostumbraron tanto a esos momentos, que inconscientemente los siguen repitiendo una y otra vez; por ello es necesario llevar un proceso de sanidad.

El emprender, cambiarte de trabajo, domicilio y todo lo que genere cambios, puede producir miedo a lo desconocido, ¿Qué sucederá? ¿Lo lograré? ¿Todo saldrá bien?

Querido amigo(a), recuerda: Tú puedes actuar más allá del temor, atrévete a hacer cosas diferentes. NO esperes hasta dejar de sentir temor, aún con miedo hazlo y en el camino desaparecerá. El antídoto ante el temor es la confianza, la fe, la esperanza; no te des por vencido, ni dejes de luchar.

Hay mucho más que puedes hacer, aférrate a los pensamientos de bien y cuida que tu vocabulario sea de esperanza.No dejes que el temor te paralice… por mucho tiempo a robado paz y felicidad, es momento de ponerle un Alto!

¡Sé valiente! Alguien valiente es quién actúa a pesar de sentir miedo.

Artículo por la Psicóloga Tijuanense: Julia Bonillo

DEJAR RESPUESTA